Qué son y cómo deben tratarse las hemorroides trombosadas

Las hemorroides son más comunes de lo que solemos pensar y a menudo, representan un tema del que nos cuesta hablar por el lugar de nuestro cuerpo donde aparecen: el ano. Las también conocidas como almorranas, son venas hinchadas en el ano y en la parte inferior del recto que como bien suponemos, provocan unos dolores bastante molestos. El dolor se produce cuando estas venas inflamadas aprietan la zona fuertemente.

Dependiendo del lugar donde estén localizadas, podemos hablar de 3 tipos de hemorroides:

  1. Internas. Aquellas que se encuentran dentro del recto, rara vez provocan malestar y no se pueden ver ni sentar. No obstante, al hacer esfuerzo cuando vamos al baño, pueden ocasionar molestias e incluso sangrados.
  2. Externas. Aquellas que se encuentran debajo de la piel que rodea el ano. Son más molestas que las internas, ocasionando picazón, dolor, hinchazón y también sangrados.
  3. Trombosadas. Aquellas en las que la sangre de una hemorroide externa se ha acumulado y formado un trombo. Son las más dolorosas, provocan hinchazones, inflamaciones e incluso bultos en el ano. 

En Farmacia Torres estamos familiarizados con todos los tipos de hemorroides, pero sabemos que las más dolorosas son las que merecen un tratamiento específico. Si quieres regular tu microcirculación y el plexo hemorroidal, prueba vencap plus para la circulación.

Las hemorroides trombosadas

Como hemos visto, las hemorroides trombosadas son consideradas hemorroides externas que han generado un trombo, es decir, se han formado coágulos de sangre dentro de la hemorroide. Esto se produce porque como las venas no pueden volver a introducirse en su interior, soportan la presión del esfínter del ano. Esta presión favorece la formación de trombos en su interior.

Son las más dolorosas porque provocan una inflamación considerable a la par que, visiblemente tienen un aspecto más oscuro que las otras. En su mayoría, debido al trombo.

Son fáciles de identificar, vienen acompañadas de un dolor intenso y punzante de manera continua, suelen presentar una protuberancia de color más oscuro (trombo) y provocan sangrado anal durante la evacuación o durante su limpieza.

Cómo tratar y prevenir las hemorroides trombosadas

Si lo tuyo son las hemorroides, hay una serie de hábitos que puedes adquirir para intentar frenarlas en la medida de lo posible:

  1. Alimentos ricos en fibra. Todo aquello que favorezca el tránsito intestinal siempre es bienvenido. Evita a toda costa los estreñimientos.
  2. Bebe abundante agua. Aunque la dieta sea rica en fibra si no la acompañas de líquido no será efectiva. Es importante mantener el organismo siempre hidratado.
  3. Haz deporte. Hacer ejercicio diario ayuda a mantener el tránsito intestinal activo.
  4. Huye del sedentarismo. Si sufres de hemorroides, no permanezcas ni sentado ni de pie demasiado tiempo.
  5. Baños de agua fría, como mano de santo. Aplícate baños de agua fría si la hemorroide ya está trombosada y limpia la zona con sumo cuidado.
  6. Nunca te rasques. Aunque a veces parezca totalmente necesario, solamente provocará una mayor irritación en la zona.

Lo dicho, en Farmacia Torres tenemos todo lo necesario para ayudarte cuando sufres de hemorroides, pídenos asesoramiento en la farmacia. Te recomendamos baños de agua fría y un complemento que regule tu microcirculación y el plexo hemorroidal como vencap plus para la circulación. Eso sí, si los dolores persisten, no dudes en consultar a tu médico de cabecera.

Comments (0)

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador.